Última hora...


miércoles, 11 de noviembre de 2015

Uno de los mecanismos de la celiaquía, al descubierto




Fecha publicación: 10/11/2015

  • DIGESTIVO

  • Investigadores de la Universidad de Jaén detectan una proteína, interleukina 33, que activa la inflamación del intestino propia de los celiacos en contacto con el gluten

  • Investigadores del grupo Genética Molecular Humana y Animal de la Universidad de Jaén han analizado los mecanismos del sistema inmune implicados en la enfermedad celiaca. Es así cómo han descubierto la implicación de una molécula, la interleukina 33, en el proceso inflamatorio que se produce en los celiacos al ingerir gluten, según informa la Fundación Descubre.
    Se trata de la primera vez que se asocia esta proteína propia del sistema de defensa del organismo con la celiaquía. De esta forma, podría convertirse en un nuevo marcador para el diagnóstico más preciso de la enfermedad, según los expertos.
    El sistema inmune cuenta con las interleukinas para su defensa. Su función es regular los posibles errores en la activación o proliferación de las células inmunitarias. Para ello, pueden tener un doble efecto: proinflamatorio o antiinflamatorio. El organismo busca siempre un equilibrio entre ambos procesos. Sin embargo, en el caso de la celiaquía se produce una cascada de estas moléculas proinflamatorias, ya que se considera el gluten como un elemento extraño y el sistema inmune intenta combatirlo con una reacción de inflamación.
    La enfermedad celíaca es la única enfermedad autoinmune en la que se conocen los principales factores genéticos y ambientales que la causan: el gen HLA y el gluten de la dieta.  «En los celiacos, el sistema inmune reacciona de forma agresiva a un conjunto de proteínas contenidas exclusivamente en la harina de los cereales, fundamentalmente el trigo, pero también la cebada, el centeno y la avena. Nos interesa entender esta reacción descontrolada de su organismo», explica a la Fundación Descubre la investigadora Maribel Torres, de la Universidad de Jaén.
    Precisamente, para mejorar la comprensión de los mecanismos inmunológicos de las personas con celiaquía, los investigadores de la Universidad de Jaén analizaron la actividad de la interleukina 33. «Estudios anteriores la habían relacionado con enfermedades como la colitis o el Crohn. Nuestra investigación la asocia por primera vez a la enfermedad celiaca», afirma la doctora Torres.
    Esta asociación de la interleukina 33,  que media sus efectos biológicos mediante la interacción con el receptor ST2 se describe en el artículo ‘Potential role of the IL-33/ST2 axis in celiac disease’ publicado en la revista Cellular & Molecular Immunology. «Este eje nos puede servir primero para, a través de su inhibición o activación, ver cómo se comporta la celiaquía como enfermedad autoinmune. Por otro lado, podríamos utilizarlo como un potencial marcador, comprobando la eficacia de posibles tratamientos si incidimos sobre él», adelanta.
    Los expertos apuntan las posibilidades de este biomarcador en un diagnóstico más certero de la enfermedad. «Actualmente, muchos facultativos cuentan con problemas para diferenciar la celiaquía de otras enfermedades inflamatorias intestinales. En el caso de que un paciente, presentara niveles elevados de IL-33/ST2 se podría considerar como uno de los factores para detectar la patología», precisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario